Todo empezó en un mercado de pulgas, en un casette grabado con mensajes encontrado dentro de un contestador telefónico usado. O mejor, todo empezó hace diez años, cuando María Teresa buscaba a Enrique y este no le contestaba al teléfono. Y hoy, diez años después, nace el corto “Ni una palabra de amor” sobre este audio, completamente auténtico.

Cuanto menos curioso…

Publicado por Golosinavisual

Traveller, mum, food-lover, photo-addict, hyperactive, curious, dreamer, passionated, digital marketing freak, thirty-something Spanish woman :)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s