De como te conocí, te amé y te odié

Parece mentira que dos monigotes de trazos tan sencillos puedan reflejar con tanta exactitud ese sentimiento llamado amor y las (a veces nobles, otras ridículas) situaciones a las que aboca a los seres humanos. El joven ilustrador Gaspar Naranjo es el padre de esta divertida pareja. (Bizarro Ediciones)