Ni una sola palabra de amor

Todo empezó en un mercado de pulgas, en un casette grabado con mensajes encontrado dentro de un contestador telefónico usado. O mejor, todo empezó hace diez años, cuando María Teresa buscaba a Enrique y este no le contestaba al teléfono. Y hoy, diez años después, nace el corto “Ni una palabra de amor” sobre este …